¿Qué es lo que mide el reloj?

TIEMPO

Ese viejo que se transforma según la ocasión y beneficio, ese que la única certeza que nos da es la muerte, irónicamente que al pasarlo estamos viviendo y al agotarlo simplemente nos despide. 

Marca nuestra vida, pasa y no da lugar para modificar las cosas, se convierte en el ayer, y ese  jamás regresa, pasado que ha dejado huellas en el interior y que nada ni nadie lograra difuminar; lo que nuestra mente guarda, conserva y nos ayuda a reflexionar. 

Es tan relativo su sentir, que podría ser un pasado en segundos, un presente en horas y un futuro en minutos. Si lo disfrutas solo son segundos, si lo pensamos se convierte en horas y si lo escuchamos solo suena:

TIC TAC TIC TAC

Minutos, días, semanas, meses… la ilusión nos dice: ¡ha pasado!, pero solo eso, jamás lo ves, pero lo sientes, en las marcas que deja, en esas huellas que se aferran a cambiarte, a enseñarte pero jamás a olvidarte. 

Si es dolor preferiríamos alejarlo, olvidarlo y esa angustia pasa lenta, si es felicidad quisiéramos que fuera pleno, eterno, y en un solo instante se va, mientras más lo recordamos, lo anhelamos, más rápido pasa, es fugas, pero es tan fácil conservar las cicatrices que no desaparecen y son permanentes, aunque ni siquiera las pensemos y un minuto se hace una hora, un día, un mes…..inagotable, sin olvido…El olvido, lo que nunca es factor de avance, pero si de aprendizaje, nos refresca viejas situaciones para evitar nuevos desenlaces, que una vez más, el pasado, presente, futuro…TIEMPO, se unen, se encuentran, se fusionan. Reflexiono sobre el pasado, no encuentro respuestas claras, busco capturar el presente, pero me es imposible, el futuro es ilusión, no existe, nos mantiene al filo del espacio-expectativa, delimita nuestros actos, mas allá de ellos no hay más. 

EL TIEMPO El ingrato, viejo y sabio, ese que al final nos pone cara a cara con nosotros mismos y nos damos cuanta quien es quien, y nos dice pondrá cada cosa en su lugar. Llegamos a ser lo que somos en el presente, de acuerdo a lo que fuimos construyendo en el pasado. Y al final ¿QUÉ ES LO QUE MIDE EL RELOJ? ¿Años de vida, recuerdos de horas o minutos de experiencia? Mide nuestra ilusión respecto al presente, con la enseñanza del ayer y con la expectativa del futuro, quien fuimos, quien somos y quien volveremos a ser.

Share: